domingo, 5 de febrero de 2012

Murgh Tandoori-Muslos de pollo horneados

Esta receta es de mi amigo Héctor; el pollo hecho así, queda delicioso, os lo aseguro. Gracias, Héctor.

Ingredientes para 4 personas
  •    8 muslos de pollo (o la parte que más os guste)
  •   2 cucharadas de aceite
Para la marinada
  •   4 cucharaditas de pasta de jengibre y ajo*
  •   3 cucharadas de zumo de limón
  •  3 cucharadas soperas de Tandoori masala (mezcla de varias    especias)
  •   2 cucharadas de aceite
  •   1 taza de yogur natural
Preparación: 

1. En un cuenco grande agregar la pasta de jengibre y ajo, el zumo de limón, el aceite, el Tandoori masala y el yogur batido con una cuchara. 

2. Añadir los muslos de pollo y rebozar bien en la marinada, dejar reposar durante 3-4 horas (en verano dentro de la nevera). 

3. Calentar dos cucharadas de aceite en una sartén y cocer los muslos a fuego medio unos 15 minutos. Dar vueltas hasta que se evapore todo el líquido de la sartén, para que se doren por ambos lados (se puede congelar en este punto).
4. Precalentar el horno a 175º unos 10 minutos. 
5. En una bandeja para el horno colocar los muslos y rociar con el jugo de la marinada, guardar 2 cucharadas aparte.
6. Asar en el horno unos 15 minutos, en la mitad de cocción dar la vuelta a los muslos para que se hagan los dos lados, rociar con el jugo guardado. 
7. Servir caliente con aros de cebolla y gajos de limón.

* Para hacer la pasta de jengibre: en el mortero pones sal gorda, tres o cuatro ajos y media raíz de jengibre pelada y troceada y la chafas hasta obtener una pasta homogénea. De todos modos en algunas tiendas pakistanís la puedes conseguir ya hecha.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Pollo con pasas


Este guiso se hace con la parte del pollo que más os guste en casa. Puedes ser con todas las partes, por supuesto. En casa, como a todos nos gusta el muslo, lo hago con muslitos o con el muslo entero.

Si tienes cazuela de barro, úsala, si no, utiliza lo que tengas en casa, siempre que te quepa todo.


Para empezar, dora el pollo a fuego lento con un poquito de aceite, ve dándole vueltas para que no se pegue ni se queme; cuando está ya un poco dorado, pon unos dientes de ajo, sigue dorando el pollo y cuando tenga ya un color que te guste, añade cebolla cortada, si te gusta, puedes ponerle un montón, hace que el plato quede muy suave. Tapa y deja cocer a fuego lento, removiendo de vez en cuando, durante, al menos, 40 mn. Entonces, puedes añadir pasas o ciruelas pasas, o si quieres, ambas cosas: Si estás rica/ rico, puedes poner unos cuantos piñones; añade un poco de agua ya que tanto las pasas como las ciruelas absorben mucha agua. Deja a fuego lento al menos 40 mn más. Puedes dejarlos más tiempo si quieres, ya verás si hace falta


Te parecerá mucho tiempo pero el caso es que cuanto más se hace el pollo más tierno queda, se deshace y tiene una textura tan suave…


Puedes servirlo con arroz basmati o con cuscús preparado al cual sólo hay que añadir agua hirviendo.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Las personas curvas - Jesús Lizano


Las personas curvas
Jesús Lizano (Barcelona, 1931 - )

Mi madre decía: a mí me gustan las personas rectas
A mí me gustan las personas curvas,
las ideas curvas,
los caminos curvos,
porque el mundo es curvo
y la tierra es curva
y el movimiento es curvo;
y me gustan las curvas
y los pechos curvos
y los culos curvos,
los sentimientos curvos;
la ebriedad: es curva;
las palabras curvas:
el amor es curvo;
¡el vientre es curvo!;
lo diverso es curvo.
A mí me gustan los mundos curvos;
el mar es curvo,
la risa es curva,
la alegría es curva,
el dolor es curvo;
las uvas: curvas;
las naranjas: curvas;
los labios: curvos;
y los sueños; curvos;
los paraísos, curvos
(no hay otros paraísos);
a mí me gusta la anarquía curva.
El día es curvo
y la noche es curva;
¡la aventura es curva!
Y no me gustan las personas rectas,
el mundo recto,
las ideas rectas;
a mí me gustan las manos curvas,
los poemas curvos,
las horas curvas:
¡contemplar es curvo!;
(en las que puedes contemplar las curvas
y conocer la tierra);
los instrumentos curvos,
no los cuchillos, no las leyes:
no me gustan las leyes porque son rectas,
no me gustan las cosas rectas;
los suspiros: curvos;
los besos: curvos;
las caricias: curvas.
Y la paciencia es curva.
El pan es curvo
y la metralla recta.
No me gustan las cosas rectas
ni la línea recta:
se pierden
todas las líneas rectas;
no me gusta la muerte porque es recta,
es la cosa más recta, lo escondido
detrás de las cosas rectas;
ni los maestros rectos
ni las maestras rectas:
a mí me gustan los maestros curvos,
las maestras curvas.
No los dioses rectos:
¡libérennos los dioses curvos de los dioses rectos!
El baño es curvo,
la verdad es curva,
yo no resisto las verdades rectas.
Vivir es curvo,
la poesía es curva,
el corazón es curvo.
A mí me gustan las personas curvas
y huyo, es la peste, de las personas rectas.

Bizcocho con fruta

 
Esta receta la conocéis todos, es facilita y si añadís a la masa trozos de la fruta que os sobra en la nevera, tiene un toque diferente. La pongo aquí especialmente para Núria C.

Ingredientes:
1 yogur
3 vasos de yogur de harina
2 vasos de yogur de azúcar*
1 sobre de levadura
3 huevos
un poco de ralladura de limón
una pizquita de sal

Antes de empezar, poned el horno a calentar, así cuando hayáis acabado de preparar la mezcla, estará caliente. En un bol grande batid los 3 huevos con la levadura. Añadid el yogur y mezcladlo. Luego, incorporad la harina y el azúcar midiendo la cantidad con el vaso del yogur, un poco de limón rallado y la sal. Cuando hayáis conseguido una mezcla homogénea, vertedla en un molde untado con mantequilla y, si queréis, éste es el momento de añadir trozos de la fruta que os guste o que lleve unos días aburrida en la nevera. A mí me gusta mucho con manzana o con pera. También le podéis poner trocitos de chocolate. Ponedlo en el horno entre 30 y 40 minutos, esto depende un poco del horno; hay que ir controlando.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Brownie FIB

 

Esta receta es de Mayra, muy fácil de hacer y muy rica.

Ingredientes:

100 g de nueces
250 g de chocolate negro
200 g de ázucar
40 g de harina
150 g de mantequilla
4 huevos
1 sobre de levadura

1 - Fundir el chocolate y la mantequilla juntos (en el microondas o al baño María o directamente en una cacerola sobre un fuego muy lento). 
2 - Cuando la mezcla esté fundida, añadir el azúcar, los huevos previamente batidos, la harina y la levadura; 
3 - batir suavemente hasta conseguir una masa homogénea y añadir las nueces molidas.
4 - Untar un molde con un poco de mantequilla, llenarlo con la mezcla y poner en el horno caliente a 180º durante unos 30 minutos. 

Este pastel está mejor poco hecho así que os recomiendo que vigiléis para que no se "pase".